insonorizado.com.

insonorizado.com.

Ventanas oscilobatientes con vidrio acústico

Las ventanas oscilobatientes son una solución práctica y elegante para aprovechar al máximo la iluminación y ventilación natural en un espacio, sin sacrificar la estética ni la funcionalidad en un proyecto de construcción o reforma. Sin embargo, además de estos beneficios, las ventanas oscilobatientes con vidrio acústico ofrecen una gran ventaja adicional: la reducción de los niveles de ruido en interiores, lo que las convierte en una excelente opción si se busca un buen aislamiento acústico.

En este artículo exploraremos en detalle las ventanas oscilobatientes con vidrio acústico, desde su funcionamiento y ventajas hasta los factores a considerar al seleccionarlas como parte del aislamiento acústico en un proyecto arquitectónico.

¿Cómo funcionan las ventanas oscilobatientes con vidrio acústico?

Las ventanas oscilobatientes son aquellas que pueden abrirse tanto en posición abatible como en posición oscilante, lo que permite aprovechar al máximo la iluminación natural, el aire fresco y las vistas al exterior de una propiedad. Una de las ventajas principales de estos tipos de ventanas es que su sistema de apertura y cierre se hace mediante herrajes que ofrecen sellado hermético, lo que las hace ideales para el ahorro de energía.

En cuanto al vidrio acústico, es una opción cada vez más popular en la construcción de edificios comerciales, residenciales, industriales, entre otros. El vidrio acústico se compone de varias capas de vidrio y películas intercaladas de PVB (polivinil butiral) o EVA (etil vinil acetato), que actúan como elementos amortiguadores del sonido. Además, el grosor del vidrio y la separación entre sus capas también influyen en la capacidad del material para reducir el ruido exterior.

La combinación de ambos elementos -ventanas oscilobatientes y vidrio acústico- permite que el espacio en el que se encuentran instalados tenga una mejor eficiencia en cuanto a la reducción de ruido se refiere sin sacrificar la entrada de aire, la vista o la iluminación.

Ventajas de las ventanas oscilobatientes con vidrio acústico

Además de lo mencionado anteriormente, las ventanas oscilobatientes con vidrio acústico tienen algunas ventajas adicionales que las hacen un excelente complemento para cualquier proyecto de aislamiento acústico. Algunas de ella son las siguientes:

1. Mejora el confort del espacio: Las ventanas oscilobatientes con vidrio acústico reducen significativamente el ruido procedente del exterior, lo que se traduce en un mayor confort acústico en el espacio interior. Además, con la opción de abrir las ventanas de manera oscilante, se mejora la ventilación y se aclimata mejor al espacio.

2. Ahorro de energía: Una de las ventajas de las ventanas oscilobatientes es que, gracias a su sistema de sellado hermético, se produce un mejor aislamiento térmico y energético. Esto se traduce en un mayor ahorro de energía, ya que disminuye la necesidad de calefacción o aire acondicionado para mantener una temperatura adecuada en el interior.

3. Reducción de las emisiones: Al reducir la necesidad de calefacción o aire acondicionado, se reduce también la emisión de gases de efecto invernadero. Por lo tanto, las ventanas oscilobatientes con vidrio acústico son una opción sostenible para una construcción eco-friendly.

4. Estética: Las ventanas oscilobatientes con vidrio acústico también tienen un valor estético especial. Al ofrecer una amplia variedad de acabados, texturas y colores, es posible encontrar una ventana oscilobatiente que se adapte perfectamente al diseño del espacio y del conjunto del edificio.

Factores a considerar al seleccionar las ventanas oscilobatientes con vidrio acústico

Al seleccionar las ventanas oscilobatientes con vidrio acústico, es importante considerar diversos factores que puedan afectar su eficiencia o su durabilidad. Algunos de los más importantes son:

1. Grosor del vidrio: A mayor grosor del vidrio, mayores serán las propiedades acústicas y térmicas del cristal. Por lo tanto, es imprescindible elegir un vidrio con un grosor adecuado para el espacio y las necesidades de aislamiento acústico y térmico.

2. Separación entre los vidrios: La separación entre las diferentes capas de vidrio y las películas que componen el vidrio acústico también afecta su capacidad para disminuir el sonido exterior. Por lo tanto, es importante elegir una separación adecuada que permita lograr los objetivos deseados.

3. Marco y herrajes: El marco y los herrajes deben estar diseñados para ofrecer un sellado hermético que impida la entrada de ruidos exteriores y maximice la eficiencia térmica. Además de la calidad del material, es importante prestar atención a la instalación y la correcta adaptación del marco al espacio.

4. Resistencia y durabilidad: Las ventanas oscilobatientes con vidrio acústico también deben ser resistentes y duraderas. Para asegurar su durabilidad, es imprescindible elegir materiales de calidad y una instalación adecuada y profesional.

Las ventanas oscilobatientes con vidrio acústico son una excelente opción para el aislamiento acústico, ya que combinan la eficiencia de un vidrio capaz de reducir el ruido con la versatilidad de una ventana que permite aprovechar al máximo la iluminación y ventilación natural. Al considerar los factores mencionados anteriormente, será posible encontrar la mejor opción para cada espacio, brindando confort, eficiencia y durabilidad en cada proyecto.